0800 333 623683 ( interior ) - (011) 4348 - 2100

HISTORIA

La Caja Complementaria Docente

Ha demostrado que es posible sostener un sistema solidario a pesar de los designios de los ‘90 y de la apuesta de un sector a los sistemas privados.

El reconocimiento del Banco Mundial de que las AFJP “no funcionaron en América Latina”, no hace más que subrayar la decisión de la Caja Complementaria de mantenerse obstinadamente en el sistema solidario de reparto, levantando muros de contención contra las hostilidades del neoliberalismo.

En esos años defender el sistema de reparto por el cual todos aportan solidariamente al retiro de algunos, fue una decisión con proyección al futuro. 

La Caja pudo validar el sistema y demostrar que, tras los descalabros que sufrió el régimen jubilatorio, mantuvo el objetivo de su creación: otorgar a los docentes un complemento que nutriera un poco más su jubilación.

Y, si bien el monto del complemento es fluctuante, depende más de las cifras que ingresan al sistema que de las virtudes de la distribución.

Para que el complemento supere las cifras más favorables se deberían elevar sustancialmente el salario docente público y privado, incorporar definitivamente las cifras no remunerativos ni bonificables y continuar con la política institucional de cobrar las deudas que mantienen las provincias e institutos privados de todo el país.

Se trazó una estrategia política enérgica para los morosos, con diseños de planes de pagos “a la medida”, o la aplicación de la ley con los más renuentes.

De esta forma la Caja logró cumplir más de cuatro décadas de vida, sorteando las vicisitudes políticas y económicas de un país con grandes dificultades para fortalecer sus instituciones y defender su patrimonio.

ORGANIZACIONES
Alsina 875 - (1087) CABA - Línea gratuita 0800 333 623683 - Línea rotativa (011) 4348 - 2100 - Horario de lunes a viernes de 9 a 16 Hs.